Sexo después del parto

Todo el mundo sabe que después del parto, debe de pasar como mínimo un mes y medio antes de que la mujer esté lista para tener sexo. Ese tiempo, aunque entre más días es mejor, le permite a la madre recuperarse completamente después del alumbramiento.

Durante ese tiempo, claro que el deseo sexual de ambos se verá rotundamente disminuido y hasta puede generar cierta fricción en pareja. Aquí algunas ideas para recuperar el placer y la pasión perdida y posturas sexuales para practicarlo.

Tiempo de reposo

El tiempo reglamentario para evitar todo contacto vía vaginal, llámese coito, es de 6 semanas posteriores al nacimiento. Una vez que la mujer está completamente bien y se sienta de esa manera se puede retomar la vida sexual pero sin apresurar nada, todo con delicadeza y cautela.

Para ello la posición de la Cuchara es perfecta porque permite una penetración limpia por así decirlo. Ella no requiere demasiados movimientos y de hecho el esfuerzo será mínimo evitando así que las paredes vaginales o labios mayores y menores sufran algún daño.

Misionero cara a cara

Nada como lo viejo y conocido, la posición del Misionero cara a cara también es perfecta porque una vez más la mujer está recostada y no debe hacer grandes esfuerzos. El varón por otro lado tiene acceso total al cuerpo de su compañera.

Lo mismo sucede con la Fusión o el Sometido. Con la diferencia que en estos dos últimos ejemplos la mujer se sitúa arriba del hombre y lo tiene bajo su control. El ritmo y velocidad de la penetración será controlada entonces por ella.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios