Embarazo y sexo, verdades y mentiras

Como cualquier etapa en la vida el embarazo debe ser llevado con la mayor tranquilidad posible, siempre procurando que la vida no gire demasiado en torno a los aspectos negativos. La futura madre puede disfrutar de su vida normal, salvo por el hecho de que lleva una nueva vida en su vientre.

Las relaciones sexo – genitales en esta etapa no están prohibidas, este es un tabú que la sociedad occidental se ha autoimpuesto y hace en su mayoría, las mismas embarazadas generen ideas erróneas al respecto. Aquí un repaso sobre las grandes verdades y mentiras del sexo y la gestación.

Mentiras

Uno de los grandes mitos que ha surgido desde siempre es el que nos habla de los orgasmos pueden adelantar el parto prematuramente. Lo cierto es que los cambios internos son los que determinan dicho proceso y no el clímax sexual derivado de las relaciones sexuales.

Se debe evitar más bien el sexo durante el embarazo cuando se sufre de infecciones genitales, existe peligro de rotura del saco amniótico, si hay hemorragia vaginal o evidencia de abortos previos. Al mismo tiempo, por recomendación del médico.

Cuándo practicarlo

Entre menos tiempo tenga el embarazo más será el tiempo que pasemos practicando sexo con la pareja. Se recomienda que sea un coito suave y que favorezca en todo momento la comodidad de la futura madre.

No te preocupes sobre dañar o no al bebé, él o ella está muy bien protegido en el útero mientras que la vagina queda totalmente libre. Sin embargo, no está demás tomar las debidas precauciones antes de provocar algún padecimiento.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios