Sexología, ejercita los senos

Las mujeres ya no necesitan recurrir a la cirugía con tal de aumentar las tallas de busto. A pesar de que dentro de los seno no existe tejido muscular, porque están compuestos por células grasas y glándulas. Los músculos pectorales si se pueden desarrollar.

Una de las rutinas más efectivas son las que incluyen Press pectoral. En este caso se recomienda iniciar con mancuernas de 2 kilos. La persona se acuesta sobre su espalda con las rodillas flexionadas, sobre una banca de ejercicio o en el piso. Los brazos se extienden rectos a cada lado. Se flexionan para que se toquen frente al pecho, mantenerlos por unos segundos y bajarlos lentamente. Se hacen 3 series con 10 repeticiones cada una.

Brazos y busto

En este caso te debes acostar sobre tu estómago. Con los pies cruzados, coloca tus manos flojas a la altura de los hombros sobre el piso. Suavemente levántate hasta tus brazos estén extendidos completamente. La idea es no tocar el piso con el pecho. Se realizan 10 repeticiones divididas en 2 series.

Otra idea puede ser realizar Press con banco inclinado. Utilizando dos mancuernas acuéstate en una banca sesgada. Flexiona los brazos hasta que estén totalmente extendidos y bájalos lentamente. Realiza 2 series de 12.

Estiramientos

El Yoga siempre se ha considerado uno de los ejercicios alternativos con más beneficios que existen. En el caso del busto existen posiciones adecuadas para estimular el crecimiento del músculo pectoral. Busca información al respecto o únete a un grupo de Yoga.

Por último, la natación es una práctica que no debe faltar en tu rutina de aumento de talla. Al girar los brazos y los hombros en el agua estás trabajando todos los grupos musculares del tronco superior. Nadar regularmente es una forma natural de aumentar el tamaño de los senos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios