Posturas para reanimar la sexualidad

No es secreto que en cualquier relación de pareja la sexualidad constituye uno de los mayores problemas con los que hombres y mujeres deben lidiar a diario. La rutina y posturas repetitivas en el acto sexual acaban por minar los encuentros íntimos, tan necesarios para la convivencia mutua.

Es por ello que el Kamasutra ofrece una guía detallada de posiciones específicas para reanimar ese aspecto de la pasión que pudiera estar muriendo. Aquí algunas sugerencias para desechar lo tradicional e innovar en la cama.

Elevada posición

La postura de penetrar a la mujer por detrás parece ser la preferida por muchos hombres, aunque a la larga puede resultar contraproducente pues muchas féminas se quejan de calambres y otros malestares por permanecer demasiado tiempo de rodillas y manos.

Para evitar esto, se colocan dos o tres almohadas debajo del abdomen de ella. Recostada levemente y con las caderas levantadas, existirá mayor ángulo de penetración para el varón y el pene con su elevación natural acertará más fácilmente en las zonas más erógenas de la vagina.

Las tijeras

Si conoces la postura de La cuchara, se te hará muy fácil practicar la posición sexual de Las tijeras. En este caso ambos se acostarán uno a cado lado, uniéndose únicamente por sus genitales.

Es decir que mientras el hombre, por ejemplo, se coloca hacia la derecha, la compañera lo hará en dirección opuesta, las piernas quedarán entrelazadas y la penetración se hará de manera más profunda. Requiere coordinación y mucha flexibilidad pero el resultado bien vale el esfuerzo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios