Los aromas del sexo

Las feromonas son sustancias diluidas entre el sudor o secreciones corporales de hombres y mujeres. En las relaciones sexogenitales, influyen de muchas formas en nuestro organismo y pueden hacer que deseemos más o menos contacto físico, dependiendo del caso.

Se sabe de su poder seductor desde hace años, pero no fue sino gracias a estudios recientes que se confirmó verdaderamente su valía y se demostró cómo de qué forma beneficia a las personas. Una investigación determinó el poder de los aromas en el sexo.

Elementos de control

En la Universidad de Filadelfia, investigadores aislaron los elementos aromáticos del sudor de hombres y mujeres y se puso en contacto con un grupo de control de féminas sexualmente activas. De allí se recolectaron los datos de las reacciones que estas tuvieron.

Las que tuvieron contacto con las feromonas masculinas, cosa que no sabían por supuesto, se mostraron entonces más receptivas a las insinuaciones de los hombres, hallándolos incluso más atractivos e interesantes y más sorprendente aún, aumentaron la frecuencia con que se acostaban, en comparación con las que no tuvieron contacto con los aromas.

Cambio de ciclo

Por otro lado, las que inhalaron los olores también reportaron ciclos menstruales inusualmente largos o por el contrario cortos. En promedio se produjo un intercambio, las que tenían un periodo corto y regular ahora fue por más tiempo y abundante inclusive.

En el caso de las mujeres que recibieron las feromonas de su mismo sexo, menstruaron al mismo tiempo después de algunos meses, lo que además confirma el hecho de que las mujeres que viven juntas menstrúan juntas. Resumiendo, nada como el poder de las feromonas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios