Las lesiones sexuales más comunes

Como toda actividad física que el humano puede realizar, el acto sexual no está exento de presentar en determinado momento alguna lesión. Algunas son pasajeras y otras pueden resultar más complicadas de lo que parecen. Aquí algunas de ellas.

Según las estadísticas mundiales se prevén que 1 de cada 3 personas está en riesgo de padecer una lesión relacionada con el sexo en su vida. Regularmente resultan de una inadecuada posición pero otras también por prácticas sexuales poco ortodoxas.

Lesiones musculares

Los desgarres en los músculos inferiores son la causa de consulta número uno en el caso de las lesiones relacionadas con las relaciones sexuales. Esta se da por un trabajo muy fuerte sobre la base de algún miembro del cuerpo e igualmente por una contracción demasiado rápida.

La tensión extrema o las posiciones sexuales donde se debe mantener por mucho tiempo determinada postura causan los calambres. Estos se muestran por causar dolorosos espasmos musculares, primordialmente en las piernas y los gemelos o pantorrillas.

Superficies inadecuadas

También son comunes los raspones y las quemaduras por fricción. Esto se da por el contacto extremo entre la piel desnuda y la superficie como una pared, loza o inclusive una alfombra. De allí que siempre la cama sea el mejor lugar para tener sexo.

Por último están las lesiones de espalda debido a la mala práctica de posturas sexuales. Sin contar otras tantas lesiones debido a la tensión generada y otros accidentes sexuales que pueden derivar en faltar al trabajo a la mañana siguiente.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios