Las fresas y el sexo

Existen muchos alimentos a los que se les ha atribuido cualidades del tipo afrodisiacas. Lo cierto es que muchos de ellos no necesariamente se deben consumir antes del acto sexual para que activen nuestro cuerpo y mente. Este es el caso de las fresas.

Los pequeños frutos están directamente relacionados con la excitación corporal y más aún cuando los combinas con la nata o chocolate y después los pasas por el cuerpo encendido de tu pareja. Aquí algunas ideas para utilizarlos dentro y fuera de la cama.

Besos ardientes

Los besos con fresas son excelentes para comenzar los juegos previos. Toma el fruto con tus dientes o labios y pide a tu pareja que trate de tomarla por otro lado de la misma manera. El intercambio de sabores y la acidez de la fresa activará el deseo casi, instantáneamente.

Con otra fruta en los labios, comienza el recorrido por todo el cuerpo comenzando en el cuello. Desciende hacia el sur lentamente y trata de realizar pequeños círculos. Si eres hombre recurre a la misma técnica para posicionar a los pezones en una erección.

Otros elementos

Combina las fresas con otros elementos como la crema batida o la nata. Dibuja igualmente un camino por el pecho o espalda de tu pareja y límpialo con una fresa en tu boca. A que no aguantarán las ganas de hacerse uno después de eso.

Por último, qué tal una copa de champagne con algunos frutos adentro. Los sabores y la idea de disfrutar en pareja garantizarán una noche o tarde inolvidable. La bebida se sirve mejor fría para después pasar a los cálidos besos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios