‘La Carretilla’ en el Kamasutra y sus curiosidades

Si alguna vez jugaste a transportar sobre el césped o la arena a un amigo por lar piernas, ahora le añadirás el placer erótico. La carretilla del Kamasutra es una manera original de unirse fuera de la cama.

Para empezar la mujer coloca sus antebrazos sobre cojines a ambos lados de la cabeza. Puesta a cuatro patas sobre la alfombra o el suelo, ofrece a la mirada del hombre el espectáculo de su atractiva compañera.

Cómo lograrla

De pie tras ella, el hombre sujeta sus tobillos, eleva sus nalgas y cierra los muslos de su pareja contra sus caderas. Bajándose lo que haga falta, la penetra con vigor. Ahora la mujer tiene el pecho erguido, con las piernas plegadas bajo de si, las rodillas contra los senos.

La particularidad de esta postura acrobática es combinar esfuerzos gimnásticos y sensaciones fuertes, porque la penetración es profunda y enérgica. Los frotamientos rápidos de la base del pene y los testículos del hombre contra el pubis de la mujer provocan gran excitación y placer.

El provocador del orgasmo

El pene tiene un poderoso efecto en la vagina, precipitando el orgasmo. Al hombre le gustara ser el que domina y dirige a su pareja, tratándola sin miramientos hasta saciarse. Los contactos corporales entre el hombre y la mujer son limitados, pero la tensión muscular que impone la posición enfoca el placer sobre la vulva y el pene.

A pesar de todo, esta postura se revela tal vez difícil de seguir hasta la eyaculación, porque se necesita concentrarse en el equilibrio. Si es necesario, el hombre deja las piernas de la mujer en el suelo para seguir en la posición del perrito, tratando de no interrumpir el placer.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios