Entendiendo los problemas sexuales masculinos

La disfunción eréctil en el varón se conoce como su incapacidad para mantener una erección el tiempo suficiente para llegar a la eyaculación. Es una afección que va más allá de un aspecto sexual, generalmente se asocia con otras patologías que vale la pena revisar.

Al principio llegó a creerse que la disfunción se trataba de un problema puramente psicológico y en muchos casos es así, sin embargo, estudios recientes han confirmado que anomalías cardíacas y hormonales provocan también un bajo rendimiento sexual en el hombre.

Cuestión cardíaca

Haciendo un repaso de la anatomía del pene, se trata de un cuerpo cavernoso cuyo interior es irrigado por la sangre y así provocar su crecimiento. Si existiese una enfermedad cardiovascular no detectada, la falta de erección sería un buen indicio porque no hay suficiente bombeo por parte del corazón para expandir el órgano.

Por otro lado, se conoce de los efectos que sufre el cuerpo del hombre cuando falta la hormona Testosterona. Esta es la responsable del crecimiento de vello corporal, engrosamiento de la voz, generación de espermatozoides, etc. A partir de los 50 años todos los varones experimentan un déficit en su producción pudiendo repercutir en la erección. La buena noticia es que se puede corregir con tratamiento.

El sexo y la felicidad

Así mismo, está comprobado que una vida sana y activa favorece a un rendimiento sexual óptimo. Los hombres estresados, que no hacen ejercicio y que llevan una alimentación deficiente, poseen más probabilidades de padecer disfunción eréctil que individuos activos y preocupados por su salud.

Llevar una existencia tranquila y feliz contribuye además a superar las dificultades en la cama, de cualquier manera conviene siempre consultar con algún profesional de la salud ante cualquier anomalía de índole sexual.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios