Consejos para tener sexo anal cómodo

Es posible que tú y tu pareja quieran probar algo nuevo, ya que la posición del misionero en ocasiones llega a convertirse en algo rutinario. En este caso hablamos del sexo anal, sin embargo esta posición es dolorosa para algunas chicas.

Además de peligrosa en algunos casos ya que se debe tener cuidado al realizarla para no causar heridas y/o contagiarse de alguna enfermedad sexual.

Aspectos negativos y positivos

Se han escuchando tantas cosas positivas como negativas de esta práctica sexual que no se sabe si es tan placentero como dicen o tan perjudicial para nuestra salud como se ha escuchado.

Por ello, cuando se vaya a realizar la penetración anal hay que tener en cuenta que: debe procurarse una buena relajación corporal. A diferencia de la vagina, el ano no se autolubrica, por lo que es necesario un lubricante no irritante, tanto en el pene como en el ano. Realizar la penetración de manera cuidadosa y suave, retirándose si la compañera, refiere un dolor intenso que no tolera.

El uso del preservativo

El uso del preservativo es muy importante debido a que la mucosa rectal es una vida de entrada de virus y bacterias. Jamás realizar una penetración vaginal luego de la anal. De realizarlo, emplea otro condón además de una adecuada higiene. Nunca penetrar contra la voluntad de la pareja.

Recuerda que esta postura se realiza únicamente cuando las parejas han llegado a una etapa de madurez y confianza mutua. Y deciden explorar su vida intima con el sexo anal. Es recomendable que las parejas se informen bien y tomen las medidas de prevención adecuadas para ello.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios